hormiga-productiva-y-feliz-8-728

Había una vez…

Chassis Brakes International (Buelna), parece estar decidida,  en abrir este año “la caja de las sorpresas”, tras cerrar el año 2016  “la caja registradora”, con su primer recorte salarial.

De esta caja, han salido unos Superhéroes modelo, que debe ser imitado por todas las plantillas de CBI.  Como Superhéroes, debemos ser capaces de llevar a cabo cualquier tarea , algo, que dicho de paso,  la plantilla de CBI Buelna lleva haciendo desde hace mas de 40 años, día tras día. Ahora, estos Superhéroes ademas,  deben  llenar el buzón de sugerencias con “superideas”, no solo para una mayor fluidez en el trabajo de esta planta , sino para competir con las demás fabricas de CBI. Todo un reto.

Nada mejor, para tener fuerzas y sobre todo, grandes ideas , que compartir un trozo de tarta, todos juntos, como una gran familia ,  y celebrar que cada día somos un poco mejor trabajando, de ahí nuestros “mejores resultados de Calidad”.

Y para que no olvidemos cuidarnos y festejar el día de la prevención en el trabajo, ademas de entregarnos un pastillero de “preventimina”,  nos vino a visitar un Mimo (Payaso), contratado por la empresa,  para exagerar nuestros gestos trabajando  y resaltar la importancia de utilizar los equipos de protección. Sin embargo, esta ultima “Sorpresa” , no ha sido del todo bien recibida por la mayoría de la plantilla de CBI Buelna , ya que parecía mas destinada a un publico infantil. La elección del Mimo (Payaso) , y la hora en que este apareció por el taller,  acompañado por la dirección de CBI Buelna, las 5h30 de la mañana, cuando termina el turno de noche y toma el relevo, el turno de mañana, no han sido muy acertados.

Veremos en los próximos meses que mas esconde “la caja de las sorpresas”…tal vez, alguna solución  para combatir las altas temperaturas en las zonas de trabajo, las cuales viene sufriendo la plantilla años tras años.  Nunca se sabe …o alguna re-organización, como es habitual antes de las vacaciones de verano …

Para no desentonar con estas “atrevidas” iniciativas , vividas estos últimos meses durante nuestras jornadas de trabajo, os dejamos a continuación esta simpática fabula , que muchos de vosotros, tal vez , habéis tenido la oportunidad de leer.

Todos los días, muy temprano llegaba a su empresa la hormiga productiva y feliz. Allí pasaba sus días, trabajando y tarareando una antigua canción de amor. Ella era productiva y feliz, pero ¡ay!, no era supervisada. El abejorro gerente general consideró que ello no era posible, así que se creó el puesto de supervisor, para el cual contrataron a un escarabajo con mucha experiencia.

La primera preocupación del escarabajo supervisor fue organizar la hora de llegada y de salida y también preparó hermosos informes. Pronto fue necesario contar con una secretaria para que ayudara a preparar los informes, así que contrataron una arañita que organizó los archivos y se encargó del teléfono. Mientras tanto la hormiga productiva y feliz trabajaba y trabajaba.

El abejorro gerente estaba encantado con los informes del escarabajo supervisor, así que pidió cuadros comparativos y gráficos, indicadores de gestión y análisis de tendencias. Entonces fue necesario contratar una cucaracha ayudante para el supervisor y fue indispensable un nuevo computador con impresora a color.

Pronto la hormiga productiva y feliz dejó de tararear sus melodías y comenzó a quejarse de todo el papeleo que había que hacer ahora. El abejorro gerente, entonces, consideró que era momento de adoptar medidas.

Así crearon el cargo de Gerente del Área donde trabajaba la hormiga productiva y feliz. El cargo fue para una cigarra que alfombró su oficina e hizo adquirir un sillón especial. El nuevo gerente necesitó – claro está – un nuevo computador y – cuando se tiene más de un computador – hay que tener una red local. El nuevo gerente pronto necesitó un asistente , para que le ayudara a preparar el plan estratégico y el presupuesto para el área donde trabajaba la hormiga productiva y feliz.

La hormiga ya no tarareaba sus viejas melodías y cada vez se le notaba más irascible. “Vamos a tener que contratar un estudio de clima laboral un día de estos” dijo la cigarra.

Pero un día el gerente general, al revisar las cifras, se dio cuenta que la unidad de negocios (donde trabajaba la hormiga productiva y feliz) ya no era tan rentable como antes. Así que contrató al búho, prestigioso consultor, para que hiciera un diagnóstico. El búho estuvo tres meses en la empresa y pronto emitió un sesudo informe: “Hay demasiada gente en este departamento…..”.

Así el gerente general siguió el consejo del consultor y… despidió a la hormiga productiva y feliz.

Moraleja: No se te ocurra por nada del mundo ser una hormiga productiva y feliz. Es preferible ser un inútil e incompetente. Los incompetentes no necesitan supervisores, para qué, todo el mundo lo sabe. Si a pesar de todo eres productivo, no demuestres por nada del mundo que eres feliz, No te lo perdonarán.

PD: Cualquier parecido  con la realidad es pura coincidencia

1 Comentario

  • MC Greg / 1 junio, 2017 at 8:09 am

    Muy bueno!!!

    Responder